Lance Armstrong: la creación de un héroe (I)

La caída de Félix Baumgarten durante la tarde de ayer fue espectacular, además de mundialmente seguida y esperada. Coincide con otra caída, para mi más espeluznante, que vimos esta misma semana también. Pese a varios amagos de realizarse el pasado martes, al final la operación de marketing de Red Bull se llevó a cabo en la mediodía de ayer, hora de Roswell (Nuevo México). Mismas características, distinto final: Armstrong y la UCI son historia del ciclismo ya. De la mala. La USADA por fin ha publicado el reporte que más ha ansiado durante los más de 10 años que lleva detrás de Lance Armstrong. El golpe más duro para el ciclismo, para el Tour, para el deporte americano y para los amantes de la verdad.

Lance Guderson, su nombre original, nació en Texas un 18 de Septiembre de 1971. Su padre, Eddie Guderson, abandonó a su madre, y cuando Terry Armstrong se casó con Linda Mooneyham, la madre de Lance, este tomó el apellido de su padre adoptivo. Originalmente nadador, a los 14 años empezó con el triatlón y con una estrategia clara: destrozar a sus rivales en la carretera sobre dos ruedas. Empezó a destacar en los JJOO de Barcelona, en ciclismo en ruta y tras una inesperada decimocuarta plaza, firmó su primer contrato como profesional. En sus tres cursos en el Motorola se adjudicó muchas victorias en vueltas de entre uno y tres días, además del Mundial de Oslo 1993, por delante de un tal Miguel Induráin.

En 1996 firmaba por Cofidis, con 25 años y un porvenir incalculable. Un chequeo rutinario le envía al urólogo y ahí se descubre el cáncer más famoso de la historia del ciclismo.  Se sentía más ciclista que nunca, e incluso eligió terapias pioneras con tal de no reducir su capacidad pulmonar. Una cirugía que le extirpó un testículo y quimioterapia le dejaban con solo un 40% de opciones de vivir. Otra cirugía le extirpaba los tumores que se repartían por el cerebro y el 13 de diciembre de 1996, Lance Armstrong estaba curado de un cáncer del que poca gente puede presumir haber sobrevivido para contar. Además quería volver a correr. Durante su proceso de rehabilitación al mundo profesional crea Livestrong, la fundación contra el cáncer más grande jamás creada, con sus pulseras amarillas mundialmente conocidas.

La París-Niza del 1998 fue su primera carrera, donde no aguantó más que un prólogo, pero fue su nuevo director de equipo, Johan Bruyneel, quien le convenció para seguir, para no retirarse. Podía luchar por algo grande. El Mundial era el objetivo, pero se conformó con una cuarta plaza, igual que en la Vuelta a España de ese mismo año. Venció la Vuelta a Luxemburgo y entraba en 1999 más potente que nunca. Hasta que se rompió la pierna.

Pero no importó, en absoluto: desde 1999 hasta 2005, ambos incluidos, formó la tiranía más grande en la historia del ciclismo. Hasta en siete ocasiones venció en la ronda gala, batiendo las marcas de Induráin, Mercx, Anquetil o Hinault, todos ellos clavados en cinco [solo el navarro consecutivas]. La clave fue, además de su sobrehumana potencia en la montaña y su cadencia contra el reloj, un equipo brutalmente construido por y para vencer cada julio en París. George Hincapie, Ekimov, Roberto Heras, Levi Leipheimer, Chechu Rubiera, el Triki Beltran, David Zabriskie, Tom Danielson o Christian Vande Velde.

El tren azul, así se conocía en el pelotón al US Postal de Bruyneel, era francamente imbatible y copaba todas las portadas del ciclismo. El equipo americano se había convertido así en la mayor potencia jamás vista en las carreteras de Francia, con Lance a la cabeza. Hasta que dijo adiós. El 18 de abril del 2005 anuncia que, tras la intentona a su séptimo Tour, dejaba el ciclismo. Dicho y hecho, se retiraba a lo grande.

Por las lares más envidiosas se aupaba una sombra de dopaje, con posibles positivos ocultados por Pat McQuaid, pero la importancia de la carrera del ciclista tejano, más la fama de su heroica vida y su lucha contra el cáncer superaban holgadamente a sus detractores. Lance ya era una leyenda.

Anuncios

Deja aquí tú comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s