Luis Milla “España solo se define como fútbol”

LUIS MILLA ASPAS (Teruel, 12 de marzo de 1966). Una de las primeras joyas de la Masia, sube al primer equipo en 1988. Debuta en 1984/85 en la huelga de jugadores ante Zaragoza, pero hasta la temporada 88/89 no se asienta. Juega tres temporadas en el Barça, 53 partidos y anota dos goles. Gana una Liga, una Copa y una Recopa de Europa. En este tiempo, además, juega tres partidos con la Roja, ante Hungría, Suiza y Checoslovaquía. No marca, ni siquiera vuelve a ir, pero el recuerdo existe.

En 1990 ficha por el Real Madrid, hasta 1997. En su primera temporada, una lesión de rodilla le mantiene siete meses fuera de los terrenos, pero en las siete temporadas, juega 165 partidos y gana 2 Supercopas, 2 Ligas y 1 Copa del Rey. Mete 3 goles de blanco, pero con un año más de contrato, decide viajar a la costa.

En 1997 ficha por el Valencia, hasta el 2001 que se retira. Juega 79 partidos, y mete 2 goles. Gana otra Copa, la tercera, y una Supercopa, y forma parte de una de las mejores generaciones ches, con dos finales de Champions consecutivas.

En 2006 aprueba el curso de entrenador, con actuales como Luis Enrique, por ejemplo. Antes había tenido experiencias en la cantera del Valencia, pero su etapa profesional se inicia con las prácticas del curso. Empezó en el UD Puçol, en la tercera división. Cosechó un 12º. En la temporada 2007/08 ayudó a Michael Laudrup en el Getafe, siendo su segundo.

Con la llegada de Hierro a la RFEF, Luis Milla inició su carrera en la Federación. Empezó en la Selección sub19, donde venció los Juegos Mediterráneos el verano del 2009. Al año siguiente, consiguió la medalla de plata en el Europeo sub19. Este pasado verano, ganó la Eurocopa sub21 venciendo a Suiza 2-0 en la final.  El próximo reto, los JJOO de Londres 2012.

Luis Milla, durante la entrevista

Usted empezó en el sitio más de moda en el fútbol español: la masía. ¿Qué recuerda de aquel lugar?

Era un sitio muy familiar, idóneo para el deportista y el futbolista, porqué se daban dos situaciones muy claras: tener la opción de estudiar, y dos, estar con gente en la misma posición que tú. Había mucha ilusión por llegar.

Ahora la han trasladado a Sant Joan Despí, pero el espíritu sigue intacto. ¿Qué ha cambiado para que ahora funcione a nivel internacional y antes no?

El espíritu no ha cambiado. Quizás antes teníamos más cercanía con el primer equipo, ya que entrenaban en el campo que hay colindante a la Masia, pero no ha cambiado nada. Los estudios siguen siendo importantes,  que eso es clave. Para conseguir el nivel de la actualidad, lo importante ha sido dar continuidad a un proyecto que en su día se le dio una forma, se le dio una opción al futbolista, y creo que cuando la gente habla del Barça, un porcentaje importante habla de la Masia.

Empezaste en el Barça. Tres títulos. ¿Qué te quedas de la tu estancia aquí?

Sobretodo me quedo con la etapa de formación, como futbolista y persona. Mi personalidad deportiva la formo en la residencia y el club, donde existen unos valores muy claros para el jugador. Para mi futuro fue básico estar en un sitio donde las cosas están tan claras.

Al marcharte, el Barcelona inicia su primera gran etapa dorada a nivel europeo. ¿Por qué decides marcharte?

Me marcho, pero formo parte durante dos años de la creación del Dream Team. Estuve dos años con Cruyff, que me está marcando mucho ahora como entrenador, pero decido marcharme. Hay un problema personal con él, igual que otros jugadores lo tuvieron más tarde, pero sí que he de decir que era un hombre muy particular pero se ha de tener como referente. Lo mejor para mi carrera era marcharme a Madrid.

La no convocatoria de la final de Copa del Rey, ¿afectó a tu decisión?

Estaba todo hecho. La situación era muy desagradable, era límite. Perdí la opción de jugar, y mi puesto en el Mundial de Italia, aquel mismo verano, y entendía que para mi carrera, lo mejor era salir.

¿El Madrid te presenta el mejor proyecto deportivo?

No, simplemente que es un club para mi histórico, una posibilidad. Aquí lo veía todo muy negro, y por la situación en la que estaba, sin entendimiento con el mister, fue lo mejor. Estuve siete años en Madrid, que no es fácil. Además, me seguí formando en el Real Madrid.

¿Cómo se vive el cambio Barcelona-Madrid?

Quizás hubo gente a la que no le sentara bien, pero uno ha de entender que cada uno mira por su carrera. Me salió bien, siete años, cinco títulos, y además, me trataron muy bien después de mi lesión.

Hoy en día, ¿sería mucho peor el cambio?

Hombre, en aquel momento ya era complicado. El entorno aprieta, los medios… Siempre los ha habido, y no son fáciles, pero generalmente, es lo mejor para el jugador. En mi caso, la situación lo requería.

En Madrid, juegas durante siete años. Vives la época de Mendoza y Lorenzo Sanz. ¿Con cuál de los dos te quedas?

Estuve más tiempo con Mendoza, que fue quien me firmó, y puedo hablar más sobre él. Tenía un trato con los futbolistas, les daba a opinar y se aconsejaba de ellos. Estuvo muchos años, consiguió títulos. Lorenzo Sanz, más o menos igual. Duré muy poco, tampoco puedo opinar sin saber.

Pero otra vez, al abandonar el club, el Madrid vuelve a ganar la Champions. Además la segunda ante tu Valencia. ¿Te has arrepentido en algún momento de alguna de tus marchas?

No, nunca. Era una situación en que tenía que marchar, con 31 años, pese a tener un año más de contrato. Tenía 5 títulos más en mi palmarés, pero como futbolista el Valencia me ofrecía dos años de contrato, un entrenador que quería apostar por mi. Entendí que el ciclo había terminado.

“Del Barça me quedó la formación, como persona y jugador; del Madrid, lo bien que me trataron. Además, pude sumar muchos títulos, y estar en esos clubes me hizo ser como soy ahora”. 

En Valencia, otra Copa del Rey y una Supercopa. Además, te unes a una de las mejores generaciones del Valencia.

Yo tuve mucha suerte cuando llegué a Valencia, porqué se juntan el Piojo López, Mendieta, Farinós, Gerard… son jugadores que lo hacen muy bien. Poco a poco se fueron marchando posteriormente, y no fue tan bien, pero en cuatro años de profesional en Valencia, hicimos dos finales de Champions, una Copa después de 25 años… Fue un gran momento, y al dejarlo, me di cuenta que había tenido mucha suerte.

¿Duele dejar el fútbol?

Sí que dolió, claro. Pero me sentí satisfecho. He estado en tres sitios extraordinarios, y solo me ha faltado la Champions. En los dos últimos años, donde no jugué tanto, ya tenía la mirada más puesta en el entrenador, como actuaba, que hacía, sus funciones… Tuve la opción de marchar a un club inferior, pero la familia estaba asentada en Valencia, y el gusanillo del entrenador me entró del todo.

Imagenes de la entrevista

Al salir del Valencia, ¿sabías que querías ser entrenador, o es algo que surge con el tiempo?

Quizás sí, pero tampoco tan claro. No de un día para otro quería entrenar, le he dado un poso, un descanso hasta colocarme, y me ha ido bien.

2006, curso de entrenador. Empiezas tu aventura en tercera: UD Puçol, en el mismo sitio donde acabaste. ¿Valencia te marcó como la que más?

Sí, antes estuve en el Benimar, un equipo cadete autonómico. Luego me dieron la opción, y acepté. Después pasé por las categorías inferiores del Valencia, en el mismo club. Al acabar el curso de entrenador en Madrid, sí que empiezo mi carrera ya profesional en Puçol, y luego al Getafe.

Después del Puçol, te inicias como ayudante de Laudrup en Getafe, hasta que llegas a la RFEF. ¿Qué aprendiste de Michael?

A mi lo que me ayudó mucho a entender el trabajo en equipo. Era el primer club profesional donde tenía cargo, y Laudrup lo que me enseñó a trabajar en equipo. Cuando me comentó la posibilidad de trabajar con él, le dije que sobretodo quería una importancia, que me diera bola en el club. Así fue, y aprendí a trabajar en equipo, donde todos los cargos son importantes.

Con la Federación, siempre has trabajado con jóvenes, y da la casualidad, que has cogido quizás la mejor generación. ¿El mérito es de los equipos, la RFEF o la calidad de los jugadores?

El mérito es de los equipos pequeños que trabajan con la cantera, de los equipos grandes que trabajan muy bien con los grandes, de los seleccionadores territoriales que nos hacen de filtro, y la constancia. Es un trabajo que viene de lejos, en España hay cultura de fútbol desde hace años, y eso genera una base. Las competiciones donde los chicos compiten, les hacen crecer más rápido, pero luego en la Federación nos aprovechamos de la calidad.

No solo es el Barcelona, aunque sea el ejemplo a seguir. Igual en el Madrid, Atlético, Sevilla o muchos otros… Está la cantera española en el mejor momento. ¿Lo aprovechan lo suficiente los primeros equipos?

A comparación de años pasados, donde al jugador extranjero se le daba más importancia, han surgido una serie de circunstancias que han generado que se apueste por la gente joven. La crisis ha provocado que se mire hacia el club inferior, y esto acorta los plazos de crecimiento. Se preparan mejor, suben apretando fuerte, y cada vez aparecen más tempranos.

“En Valencia pude convivir con una generación muy buena, y hicimos grandes cosas. He tenido suerte en mi carrera, pero me entró el gusanillo del entrenador. Me quedé allí en Valencia, porqué la familia estaba ya asentada”. 

Empezamos el 2012. El reto de España es la Eurocopa, pero no podemos olvidarnos de los Juegos Olímpicos. ¿Somos favoritos?

Hombre, después del Europeo sub21, todo el mundo nos dará como favoritos. Yo lo único que pido es que sigamos la misma línea de Dinamarca, partido a partido. Allí nos dieron como favoritos, aunque quizás había equipos que merecían más, dicha etiqueta, por la fase de clasificación. Nosotros fuimos de menos a más, tanto en la fase previa, como durante el torneo final. Supongo que nos pondrán como favoritos, así que nuestra tarea será intentar quitar presión al equipo, especialmente a nivel de medios.

Algunos de los hombres que el verano pasado vencieron en Dinamarca, viajarán con el primer equipo. ¿Llegan nuevas hornadas preparadas para el relevo?

Sí, lo están. Pero es muy complicado igualar. Cada año, las categorías inferiores españolas ganan torneos europeos, mundiales, y no podemos pretender eso cada verano. Lo que queremos es que se reconozca allá donde vayamos, que jugamos como el primer equipo. Fuera de España, aprecian la línea de trabajo de la Federación.

¿Alguien hará el doblete Eurocopa y JJOO? ¿Se ha de negociar con el club de origen?

Es un tema difícil, a negociar con los clubes. Los chicos quieren estar en los Juegos, y se ha de ver que protagonismo tienen en la Eurocopa. Javi Martínez, Mata, Thiago si tiene la oportunidad de viajar finalmente, se ha de estudiar. El caso de Busquets, al estar tan asentado, es más complicado. Pero por justicia, los campeones de este verano, deberían poder elegir si ir o no a los Juegos Olímpicos.

Dicen que los entrenadores de categorías inferiores, ven talentos donde otros no. ¿Algún chico de 14-16 años que ya despunte y no sea conocido?

Sí, pasa mucho. En Barcelona hay un caso ahora, que es Isaac Cuenca, pero ya tiene 20. Es un chico que ha sido tardío, pero que ahora es un fenómeno. Hay chicos que por físico, mentalidad, o porqué no están preparados, no son competitivos hasta los 19. Quizás con 16 años no están enteros como lo están otros, pero con 18 o 19 aparecen, se forman físicamente, futbolísticamente, y tienen un jugador que no se contaba con él. Yo nunca fui a las categorías inferiores de España, por ejemplo, y sí a la absoluta. Son casos raros. Hay algunos que con 16 apuntan a estrellas, y se paran, y otros que con 16 aun no han crecido, y con 19 son crack. Hemos de intentar equivocarnos lo menos posible, especialmente en la sub17, incluso menos.  No nos importa esperar.

¿Cómo describirías la absoluta actual, en un término?

Fútbol. Es un equipo que nos demuestra que tiene unos jugadores que se dedican a jugar al fútbol, y jugándolo, ganan. Muy difícil.

¿Qué opinas de los bolos en Costa Rica, por ejemplo?

La selección es campeona del mundo, y todo el mundo quiere verla. Es normal que países con dificultades para encontrarse con la Roja, fuera de Europa, o rivales pequeños, quieran un amistoso, y si tienen buena relación con la Federación, pues se consigue.

¿Esto favorece a los jugadores?

Hombre, favorece a la Federación, al fútbol español, pero al fin y al cabo, los jugadores, compiten por ella. Y si eres campeona, lo has de aprovechar.

Villa, seis meses fuera. Si no llega, ¿puede volver Raúl o hay gente joven?

Yo no soy el seleccionador, pero sí que es verdad que Vicente tendrá templanza, siempre la ha tenido. Tienes que darle tiempo, hasta dentro de cinco meses no se dará la lista. Villa ha sido muy importante, tanto en la Eurocopa como en el Mundial, y el mister no querrá tocar mucho la lista. De ahí a que yo decida, es otra cosa.

¿Y qué pasa con Fernando Torres?

Está en una liga muy competitiva, en un club con mucha competencia, intentando coger su sitio, y cuando alcanzas el máximo nivel, cuesta mantenerlo. Tiene una edad y características que atraen, pero hay que ver como termina todo. Puedes dudar, pero veamos estos meses como acaban.

Cerramos la Selección con la pregunta de las preguntas: ¿Te gustaría llegar a la silla de seleccionador?

Hombre, yo creo que todo el mundo, en su carrera, ambiciona llegar a lo más alto posible. Y lo máximo como entrenador es ganar el Mundial. También me gustaría entrenar a un club importante, pero ahora, a corto plazo, tengo el reto de los Juegos Olímpicos, y no quiero mirar más allá. Además, la fase de clasificación 2013… Pero sí, uno siempre ambiciona retos importantes, y ser seleccionador es uno de ellos.

“La selección es campeona del mundo, y todo el mundo quiere verla. Es normal que países con dificultades para encontrarse con la Roja, fuera de Europa, o rivales pequeños, quieran un amistoso, y si tienen buena relación con la Federación, pues se consigue”.

Hablemos del fútbol de hoy en día: ¿favorito para Liga? ¿Champions?

Pues hombre, es complicado. Lo que está siendo es muy bonito el duelo Barcelona-Madrid. Parece que el Real ha dado un paso adelante, como equipo, y ahora está por encima del Barcelona, pero si que da la sensación que en los duelos directos, el Barça es capaz de ganar y hacerlo jugando fenomenal al fútbol. Va a haber partidos entre semana complicados que pueden poner la Liga más difícil. Ganará el entrenador que mejor lo gestione, porqué tres competiciones, más las selecciones… Pero hay más: el Valencia no le ha perdido la cara, el nuevo Atlético de Madrid, la lucha por abajo. Muchas cosas.

En enero es el Balón de Oro, ¿por quien apuestas?

Apuesto por Messi, pero me gustaría que se lo dieran a Xavi. Por su carrera, por la clase que muestra en cada partido. Es muy complicado que se lo den, lo sé, pero me gustaría.

¿Tienen Barça y Madrid rival en Europa?

Veo complicado parar este binomio. El hecho de competir entre ellos, todavía los hace más fuertes, pero tanto en el Calcio como en la Premier, puede salir alguien. Los equipos ingleses tienen jugadores importantes, que siempre saben competir… en febrero será la hora de verlo.

La última antes del test: ¿Es este Barça de Guardiola el mejor equipo de la historia?

Yo creo que sí. Están demostrando, día tras día, que sí. Pero también creo que cuando este Barça termine, se podrá comparar con otros equipos, y decidir el sí o el no. Ahora bien, el fútbol evoluciona tanto a nivel táctico, como físico y mental, y Guardiola ha conseguido que solo por la forma, sea recordado. Además los títulos.

EL TEST

Milla con la camiseta de España del año que entró en la RFEF.

1. El mejor compañero con el que has jugado: Fernando Hierro.

2. El mejor rival contra el que has jugado: Figo, Guardiola… Hay muchos.

3. El mejor amigo en un vestuario: Sergi López, su hermano Gerard, o Hierro.

4. El mejor partido de tu carrera: La final de la Copa del 1999 con el Valencia.

5. El mejor momento de tu carrera deportiva: Cuando compaginé Barça y Selección, ganando títulos. El sueño de cualquier futbolista.

6. El peor momento de tu carrera deportiva: La lesión al fichar por el Madrid. Cualquier lesión, pero esa dolió más.

7. Un referente actual: Hay varios. Como jugador, Xavi, por la sensación que da. Lo admiro mucho. Y a jugadores del talante de Casillas, apaciguadores. Como entrenador tengo dos, Vicente del Bosque, que me entrenó a mi, y Pep Guardiola, referente para todos.

8. Un referente histórico: Johan Cruyff. He cogido de todos, pero quizás él es el que más. Cogí de Valdano, de Antic, pero hay uno que más.

9. El primer recuerdo en el fútbol: De muy crío. Quizás con la camiseta del Valencia, que mi padre era valencianista, y con esa primera camiseta.

10. Un sueño por cumplir en tu carrera: El oro en los Juegos Olímpicos, así a corto plazo.

Deja aquí tú comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s